La rubia que quería una gran polla negra

86%

En su teléfono tiene agendado el teléfono de un hombre muy particular, este tiene una polla negra enorme y eso a ella le encanta. Porque a este lo puede llamar cuando quiera y cuando eso ocurre sale corriendo hasta su casa donde se toma una ducha y esta listo para ella. Pero es muy impaciente y ni bien sale de la regadera ella se la come, yendo los dos a la habitación donde es penetrada, por no decir desgarra, por el miembro enorme de este que le hace gozar como nunca. Tanto que después de una paja cubana acaba con un facial.